Camp de Túria - Notícies -
Sant Antoni, L'Eliana, Bétera, Riba-roja, Pobla de Vallbona, Serra, Llíria.... - àrea d'Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió

¿Estamos en el siglo XXI? por Vicente Gascón

Cualquier gilipollas con armas puede cargarse un avión de pasajeros, o puede matar más de 150 niños; ¿Por una bandera?, No, por dinero, por dominar la fuente del dinero.

Mientras que un montón de tíos trajeados o tías enfundadas en trajes de diseño no mueven un dedo; ¿Por una bandera?, No, por dinero, por no ofender a los que tienen la fuente del dinero.

Esos tíos y tías trajeados elegidos por millones de idiotas que han confiado a ellos su dinero. Que lo mismo eligen a un tío con coleta que a una tía con peineta y escapulario de la virgen de la Macarena. Idiotas que se pelean por los colores de unas camisetas y a veces también por los colores de una bandera.

Los trajeados que se preocupan más por la economía, por su propia economía primero, que por la muerte de miles de personas, de cualquier país de cualquier color. No les importa que mueran por bombas, por balas, por hambre o por suicidio. ¡Su economía primero!

Economía que está por encima del bienestar de los ciudadanos; economía que aniquila ecosistemas, que acaba con seres vivos (animales y plantas); economía que está cercenando el planeta, emponzoñando el aire, el agua y la tierra.

Los trajeados saben que antes que caigan ellos mismos, caerán primero, los millones de miserables que les otorgaron a ellos sus puestos. Por eso no les importan que vayan muriendo, mientras aún no les toque a ellos.

Cientos de miles de años de la existencia del ser humano no han sido suficientes para lograr una mayor conciencia de la belleza del mundo que nos rodea. No han sido suficientes para que seamos conscientes de la interconexión que existe entre todos los elementos que constituyen la vida.

Seguimos mirando nuestros ombligos mientras en suelo se desmorona a nuestros pies.

Somos una menudencia viajando juntos en un planeta que en cualquier momento podría desaparecer. Somos unos excursionistas en un autobús, que en lugar de cuidar de la confortabilidad y la armonía entre los pasajeros, vamos montando broncas hasta que en vehículo se precipita y acaban todos muertos.

No creo que este artículo cambie los pensamientos de aquellos que se sienten seguros con sus carteras llenas; pero me gustaría que entre los que vamos empujando el autobús nos vayamos dando cuenta de que estamos haciendo el “primo”, que separemos nuestras manos y dejemos el autobús estancado en la cuneta.

Nosotros no somos los que vamos de viaje, somos los que arrastramos la carreta. Si todos viajamos, caminemos juntos, ¡que no hacen falta ruedas!

No elijas a quien ceder tu poder, elige a quienes trabajen para todos y cuando no lo hagan reclámales tu poder y que se dediquen a otros menesteres que sólo a ellos les afecte.

 


Vicente Gascón García
El Verds de L’Eliana

* Crónica agradece al autor que comparta sus artículos de opinión con nuestros lectores.
Tags: , ,
Pulsa aquí para compartir en Facebook
O pulsa en el Me gusta de bajo para decirnos que te gusta

Publicat per

Àgora CT. Associació Cultural sense ànim de lucre per a promoure idees progressistes

Cap comentari: